English summary: November the 8th marks the “World Urbanism Day”, founded by the Argentinean Professor Carlos Maria della Paolera in 1949 as a manner to get people and governments interested in the fact that our cities need thinking, thinking leads to planning, and planning could lead to harmony in our ever growing cities.

This editorial pays homage to responsible citizenship and to the great initiatives that are trying to tame power hungry, green space shrinker, wild eyed Metropolis. Together, the people and the governments, can lead to a positive change, having a world where cities evolve, instead of just grow.

Hasta cuándo tendremos que aceptar ser víctimas de nuestra ciudad?
Llegará el día en el que podamos sentirnos a gusto siendo los protagonistas de una película que nos acomode (y alegre) interpretar?

Esta mañana, como todas, salí de mi casa rumbo al estudio en mi bicicleta.
No puedo andar por la vereda, es molesto para los peatones y ellos lanzan sobre mi miradas de odio comprensibles. Además los tiempos de viaje se duplican cuando vas por esta vía.

Mi recorrido, por lo tanto, es por la calle junto con los autos. Pero a los automovilistas no les gusta compartir. Es más, muchos demuestran su descontento y egoísmo tirando sus autos encima, gritando insultos y tocando bocinas.
Todos lo sabemos. En nuestro país la bicicleta está aún lejos de ser el principal medio de transporte. Su uso históricamente ha sido desplazado por el uso de vehículos motorizados y actualmente, sus usuarios no cuentan con las condiciones mínimas para un desplazamiento legítimo, seguro, eficiente y respetado.

Hasta cuando tendremos que convivir con plagas de autos, destrucción de barrios, reducción de áreas verdes y tantas otras malas prácticas urbanas.
A recuperar la ciudad usurpada!

Ayer 8 de Noviembre se celebró el Día Mundial del Urbanismo, fecha destinada para reflexionar en qué ciudad vivimos y cómo queremos que ésta se consolide en el tiempo, sin dejar de lado los elementos naturales que aseguran una mejor calidad de vida en los espacios urbanos.
Este día fue instaurado en 1949 por el ingeniero argentino Carlos Maria della Paolera, mediante una declaración en la que expresa que “en esas colmenas humanas, que son las grandes ciudades modernas, se ha roto el equilibrio razonable entre la obra artificial y los elementos de vida que generosamente nos brinda la madre naturaleza. Siguiendo los más variados rumbos en sus investigaciones, los urbanistas de todo el mundo han llegado a la conclusión de que es necesario reconquistar el aire, el sol y la vegetación para el ambiente de la ciudad moderna. Las teorías y realizaciones urbanísticas más opuestas concuerdan con el objetivo final consistente en asegurar la unión intima de la ciudad con la tierra viviente, dando amplia entrada a la naturaleza entre las masas inertes de la edificación urbana”.

Llegó la hora de tomar cartas en el asunto.
Si bien la tarea fundamental es del gobierno, es también responsabilidad compartida cuidar nuestro hábitat y hacernos cargo de la ciudad en que vivimos.
Es necesario reforzar la participación vecinal, redefinir un papel más protagonista para los ciudadanos en las distintas instancias de procesos de gestión urbana, desterrando la noción del ciudadano pasivo frente a las políticas gubernamentales, e implementando compromiso del ciudadano frente a la ciudad. Ha llegado el momento de imaginar juntos el desarrollo de nuestra ciudad.

Aquí dejo dos ideas concretas y divertidas para comenzar a involucrarse; la primera es Park(ing) Day Chile, a desarrollarse este 16 de noviembre, y que forma parte del proyecto Park(ing) Day internacional. Se trata de una celebración anual y global en la que artistas, diseñadores y ciudadanos comunes colaboran para transformar por un día estacionamientos con parquímetro en espacios de Park(ing) o áreas verdes públicas temporales.
La segunda gran iniciativa es “Hecho en Casa”, el primer festival de Intervención Urbana de Santiago, donde más de 15 artistas y colectivos realizarán diversas instalaciones creadas exclusivamente para el festival. Entre el 16 y el 25 de noviembre las obras instaladas en el GAM y sus alrededores, interactuarán con la ciudad y sus habitantes. Además, como parte del Festival se desarrollará un ciclo de documentales sobre arte urbano, exposiciones y charlas relacionadas con el tema.

The time is now!
Santiago está vivo y es nuestro!